El papel de las plataformas en la revolución del mercado laboral

La plataformización del trabajo es un concepto que, si bien es relativamente reciente, ha irrumpido con fuerza en el mercado laboral a nivel global. Si bien es cierto que nuestro marco normativo dista mucho de otras regulaciones, como la estadounidense, con distintos parámetros de contratación y, en definitiva, de relación laboral.

Bajo esta premisa, y con el objetivo de despejar muchas de las incógnitas que sobrevuelan sobre el tema del trabajo en las plataformas digitales, la Asociación Española de la Economía Digital (Adigital) con el apoyo de GoVup, policy lab de innovación pública, hemos elaborado un informe que recoge las principales ideas que rigen este nuevo marco de relación económica entre individuos y empresas, de la mano de varios expertos en la materia, y que propone una serie de cambios normativos para contribuir a normalizar esta actividad de futuro.

Las plataformas vienen mostrando un gran poder transformador de todo lo que las rodea allá donde operan. Una característica que no tiene visos de cambiar en los próximos años, tal como demuestra el hecho de que diversas instituciones europeas, como el Parlamento Europeo y la Comisión Europea, consultoras, como McKinsey y EY, estén profundizando ya este proceso de cambio.

“El 15% de la fuerza de trabajo independiente ya ha usado alguna plataforma digital P2P bajo demanda para generar ingresos de cualquier tipo, lo que supone el 4% de la población en edad laboral”.

La incertidumbre que genera cualquier situación de cambio provoca la necesidad de buscar respuestas a un entorno donde empresas y usuarios operan con cierta inseguridad jurídica. En este sentido, el documento analiza la operativa de estas plataformas e identifica elementos como la escalabilidad, trazabilidad y capacidad para generar una actividad económica subyacente, que distinguen este nuevo sector económico de otros preexistente.

El informe recoge la opinión de expertos del ámbito laboral, como la Catedrática en Derecho del Trabajo, Luz Rodríguez, o la Vicepresidenta Ejecutiva de la Asociación de Autónomos (ATA), Celia Ferrero, quienes abogan por una normativa laboral que sepa dar respuesta a esta tipología de servicios y su interacción con nuestro modelo de servicios sociales. Ambas coinciden, además, en la necesidad de contar con una nueva aproximación normativa donde el régimen de autónomos debería contemplar escenarios de trabajo puntual, y que tenga en cuenta que hay criterios puramente de relaciones laborales que, en este contexto de actividad, puede no funcionar o no necesita aplicarse.

 

 

“¿Por qué no hacemos una regulación global y de bases y abordamos después las especificidades de cada una?”. Esta es una de las cuestiones que se plantea el diputado Sergio del Campo, Portavoz de la Comisión de Empleo por Ciudadanos, quien considera que las plataformas ofrecen nuevas maneras de generar riqueza, pero, para ello, es imprescindible adaptarnos. Igualmente, Carles Campuzano, diputado en el Congreso de Pdecat y buen conocer del régimen de autónomos, lamenta que se impongan un “relato apocalíptico y otro negacionista” respecto a este tipo de compañías, y reclama uno positivo que defienda la inevitable evolución del mercado laboral: “ante los riesgos de la sociedad industrial surgieron cooperativas, mutualidades y otros modelos de autoorganización”.

Por su parte, Albert Cañigueral, experto en nuevas economías y conector de Ouishare, explica que “la plataformización del trabajo ha afectado a sectores precarios y proveedores altamente indiferenciados”, por lo que la atribución directa de precarización a este tipo de actividad económica habría que matizarla “por sectores y con datos comparativos de precio/hora entre los sectores offline y online”.

¿Qué se puede hacer? En el apartado de recomendaciones, el documento propone establecer un criterio en el que los usuarios que presten servicios sin exclusividad, sin limitación de horarios y con autonomía en la forma de trabajar estén dentro de la normativa de autónomos, todo ello considerando la diversidad de perfiles que generan ingresos y prestan servicios. Avanzar en criterios concretos puede permitir que la interacción entre las partes sea más sencilla, abriendo la posibilidad a modelos mixtos de empleados por cuenta ajena y usuarios autónomos o que se puedan dar coberturas y servicios extra a los usuarios desde las plataformas.

Hablar de futuro del trabajo se ha convertido en un asunto recurrente en la conversación pública, sin embargo, de los temas que deberían abordarse en el corto plazo, destaca la trascendental clarificación de las relaciones entre plataformas y los ciudadanos que proveen servicios y generan ingresos a través de éstas. Con este informe, hemos pretendido arrojar luz y sobre todo generar conocimiento en un tema con poca literatura hasta el momento. Esperamos haberlo conseguido.

Descárgate el informe aquí.

 

2
  1. […] ¿De qué forma se podría mejorar la situación? Responder a estas preguntas es el objetivo del informe Trabajo en plataformas digitales. Análisis y propuestas de regulación, elaborado por la Asociación Española de la Economía Digital (Adigital) y GoVup, un policy lab […]

    Pingback by Cuatro soluciones para que ‘economía colaborativa’ no signifique ‘precariedad’ | Tendencias – HP HOST — 10 Julio, 2017 @ 8:19 pm

  2. […] ¿De qué forma se podría mejorar la situación? Responder a estas preguntas es el objetivo del informe Trabajo en plataformas digitales. Análisis y propuestas de regulación, elaborado por la Asociación Española de la Economía Digital (Adigital) y GoVup, un policy […]

    Pingback by Cuatro soluciones para que ‘economía colaborativa’ no signifique ‘precariedad’ | Consumo Colaborativo — 11 Julio, 2017 @ 5:33 am

Opiniones